QUIEN SOY Y COMO TRABAJO

QUIÉN SOY

Hola, me llamo Tony, y me encanta captar historias de amor en película.

 

Soy un enamorado de las historias, hacen a cada pareja especial y única. Soy un videógrafo con alma de fotógrafo. Amo la sencillez de la luz y como va transformando todo lo que toca en cada uno de sus volubles momentos de intensidad.

 

Amo la impresión que provoca en mi ese irrepetible instante de emoción, alegría o euforia, para hacerlo eterno. Y que dejo guardado con delicadeza como un pequeño tesoro.

Me emociona la gente enamorada. Porque han sabido lanzarse a la aventura con pasión y valentía. Defiendo la sencillez y la honestidad que engrandece una boda por ser auténtica y única. Viva lo natural ¡¡y que vivan los novios!!

 

COMO TRABAJO

Me dedico a contar historias, vuestra historia. Quiero que me contéis cómo os conocisteis y que os enamora el uno del otro. Si conozco qué os mueve, pondré todo mi empeño en plasmarlo en cada imagen.

 

Quiero que os sintáis cómodos delante de la cámara, para ello se necesita cierta confianza. El primer encuentro y la preboda ayudarán mucho a plasmar con naturalidad quienes sois, de forma sencilla y amena.

 

En la preboda tendremos la oportunidad de revivir momentos pasados en ese rincón en el campo, esa calle, ese bar... donde vivisteis un momento especial de vuestra historia.

 

En la preboda llegaréis a acostumbraros a la cámara y cogeremos esa confianza necesaria para que todo fluya con naturalidad el día de la boda.

 

Lo que conservo desde el primer día es mi forma de trabajar. Implicado en vuestro gran día y estando a todas. Quiero empaparme del ambiente, porque así será la única forma de captar esos momentos irrepetibles que sin tener el dedo en el gatillo no sería posible.

 

Habiendo hecho la preboda seguro que estaréis más tranquilos cuando vaya, el día de la boda, a vuestras casas. En cuanto más natural vaya todo, mejor saldrá el vídeo. Seguro que vuestros familiares más cercanos os ayudan para sacaros esa sonrisa que os tranquiliza.

 

Llegando al momento esperado, la ceremonia. Sin duda es el momento de más nervios y el más emotivo. Aquí es donde más se agradece tener contratado un segundo cámara. Así tendremos una fija que grabará toda la ceremonia y dos móviles para no perder detalle de vuestras reacciones, de los testigos ni de los invitados. Con un segundo cámara en la ceremonia saldrá un vídeo más emotivo, desde distintos ángulos dándole un look cinematográfico.

 

En el pica pica, el banquete y en el baile iré captando momentos con mis dos cámaras de distintos objetivos y filtros para captarlo todo de la manera más natural y sin perderme ni un solo detalle.

Tras volver del viaje, ya lo tendré todo preparado. Sólo faltará la última sesión pero la más divertida, la posboda. Aquí se notará la confianza, la conexión y el buen rollo de haber pasado tantas horas siendo partícipe de vuestro compromiso. Hay que disfrutar un último día de vuestros looks de novios y darlo todo en uno de esos lugares tan especiales.

Con todo, podré contar vuestra historia de amor llenando tanto la pantalla como vuestros ojos de la emoción que sentisteis el día más importante de vuestras vidas.

 

La presentaré en 3 DVD impresos, con carátula en un diseño personalizado y con imágenes de vuestro día.